arton3757

La aparición de los cenotes se remonta a millones de años, prácticamente en la edad de hielo más reciente. Por aquel entonces la actual península yucateca era un área cubierta por el mar. Cuando las aguas descendieron dejaron expuesta una gran barrera coralina, misma que originó un suelo de piedra caliza.

Este tipo de terreno, por su gran porosidad, permitió que se filtrara el agua de lluvia y anegara intrincadas redes de cavernas y túneles bajo tierra. Es así como aparecieron varios ríos subterráneos. Con el paso del tiempo, al irse desgastando la piedra caliza, se desplomó, haciendo surgir los cenotes.

En el estado mexicano de Quintana Roo, los cenotes comprenden un área de 61 kilómetros de cuevas, con varios cenotes que aún esperan por ser descubiertos y visitados por maravillados turistas y viajeros.

De entre los cenotes más impresionantes de México se deben mencionar el Cenote de la Calavera en territorio quintanarroense; el Cenote Kankirixché en el estado de Yucatán; en Chiapas el impresionante Cenote Chukumaltic; otra maravilla natural yucateca, el Cenote Ik Kilt y finalmente, también en el estado de Quintana Roo, el Cenote Angelita.

En Playa del Carmen los visitantes pueden conocer numerosos cenotes los cuales destacan por su hermosura y pureza natural. Es recomendable explorarlos y desarrollar en ellos actividades relacionadas con el ecoturismo. Para cuestiones de alojamiento, la opción número uno es el Hostal MX Playa del Carmen, por su excelente ubicación, atención personalizada y cómodas instalaciones.