xkeken-cenote

El nombre de este cenote quiere decir en lengua maya “cerdo”. Es por una extraña leyenda que este cuerpo de agua tiene ese nombre. De acuerdo a los lugareños, personas que vivían en las cercanías tenían un pequeño cerdo, el cual, con frecuencia se extraviaba en el monte, sin embargo, siempre volvía lleno de lodo, hasta en tiempos de gran sequía. De manera que los habitantes del lugar siguieron a ese animal, el cual los condujo hasta una caverna. Al ingresar en ella descubrieron que no era normal, sino un gran cenote y por ello, a ese providencial cuerpo de agua se le nombro como Xkekén.

El cenote se localiza en la carretera Mérida-Valladolid, a tres kilómetros de esta última ciudad. Xkekén se encuentra abierto a los visitantes de las 7 de la mañana a las 5 de la tarde. Quienes visitan el cenote ingresan por un estrecho acceso, puesto que se trata de una cueva subterránea. No obstante, al ingresar se descubre que el lugar es bastante amplio y por ello los visitantes resultan gratamente sorprendidos. Enfrente del cenote hay gradas de piedra, para descansar y colocar las pertenencias. El sitio también tiene barandales y se rentan chalecos salvavidas.

En las profundidades del cenote pueden observarse curiosas formaciones de estalactitas. Las aguas turquesa del cenote son bañadas por la luz del sol, misma que ingresa por un hueco en la zona central de la rocosa bóveda. El cenote es especialmente propicio para practicar la natación, el esnórquel y refrescarse del ardiente clima yucateco. El cenote Xkekén es de los más admirados por lugareños y turistas por sus características naturales. Recorrerlo es una verdadera aventura, les aconsejamos tomar fotografías de sus curiosas formaciones de roca.

Tras haberlo visitado, lo mejor es tomar un tiempo de descanso y relajación en el Hostal MX Playa del Carmen, el cual sobresale por su bajo costo y la calidad de su oferta de alojamiento.