arton3550

Localizado en la autopista 307 que vincula a Playa del Carmen con diferentes poblaciones de Quintana Roo se encuentra el cenote Dos Ojos. Le debe su nombre a qué realidad está constituido por dos cenotes conectados entre sí por pequeñas cavernas.

Tiene una profundidad de 17 metros y para muchos es uno de los cuerpos de agua subterráneos con cuevas de mayor longitud. Constituyen el hábitat de numerosas especies de animales marinos, además de extrañas formaciones de estalactitas y estalagmitas.

Es un cenote de sencillo acceso porque cuenta con una tarima de madera que fue levantada en la entrada al lugar. Por lo cristalino del agua del cenote Dos Ojos, los visitantes tienen una gran visibilidad, tanto, que muchos turistas aseguran sentir que vuelan en el interior de la bóveda pétrea.

Es algo detalle que facilita poder admirar su atractivo subacuático y uno de los detalles que caracterizan a este interesante cenote. La bóveda rocosa cuenta con varios orificios a través los cuales penetra la luz solar. Esto genera increíbles reflejos en el agua. Todo lo anterior se combina para proporcionar al cenote un ambiente imperdible.

Dos Ojos es un sitio que nos invita a refrescarnos en sus cristalinas aguas. Es altamente recomendable para los aficionados al buceo y otras formas de submarinismo. Es bastante entretenido nadar entre los reflejos juguetones y los mil colores que se mezclan en este cenote, transformando cada visita que se le hace, en una vivencia turística memorable.

Los buzos expertos y principiantes tienen oportunidad de observar caprichosas formaciones de roca, restos fosilizados de caracoles, peces, corales y conchas que se encuentran incrustadas en las rocas. Son vestigios valiosos que nos revelan un ancestral tiempo, cuando Yucatán se hallaba sumergida bajo las aguas.

Para entrar al otro cenote se debe transitar por un estrecho conducto, ubicado en la parte baja de la caverna. Después se emergerá a una cúpula con una vista increíble, en este caso por los números murciélagos que allí tienen su morada. Tan recomendable es visitar el cenote Dos Ojos como alojarse en cada oportunidad que se tenga de vacacionar en el Caribe Mexicano, en el juvenil Hostal MX Playa del Carmen, por su accesible costo y servicio de primera categoría.